Grupo de Montañeros Vetusta

Próximas actividades

EXCURSIÓN 12/02/2023

PICO BRAÑACABALLO

Actividad invernal de montaña que permitirá alcanzar el pico Brañacaballo, techo de la sierra de Riaño.

LEER MÁS


EXCURSIÓN 12/02/2023

PR-LE 105 SIERRA FORMIGOSO

Actividad de senderismo que nos permitirá disfrutar en un recorrido por caminos bien marcados de paisajes de montaña característicos de la cordillera Cantábrica.

LEER MÁS


PROYECCIÓN 09/02/2023

RECUERDOS EN BLANCO Y NEGRO

Retrocedemos medio siglo con José Vallina para disfrutar de las Ubiñas y Picos de los años 70.

LEER MÁS


FIN DE SEMANA 24/03/2023

MONTES VASCOS

Desplazamiento al Parque Natural de Aizkorri-Aratz y al Parque Natural de Gorbeia para ascender a los techos de las provincias vascas.

LEER MÁS

Historia

El Grupo de Montañeros Vetusta se fundó en Oviedo el 24 de marzo de 1943 a iniciativa de 39 entusiastas que deseaban impulsar la práctica del montañismo. Comenzó entonces una larga historia, íntimamente relacionada con la del montañismo asturiano y plagada de acontecimientos y personajes relevantes.

Prólogo

Corrían los difíciles tiempos de la posguerra y los montañeros asturianos que antes de aquella lamentable etapa habían formado parte de grupos que luego fueron disueltos, comenzaban a moverse intentando crear nuevas asociaciones. Así lo hicieron en Oviedo un grupo de entusiastas y experimentados deportistas, muchos de los cuales habían pertenecido a la Sección de Montaña del Orfeón Ovetense, fundado en 1885. Entre éstos cabe destacar a Julián Martín y Horacio Rivero, los dos primeros ovetenses que lograron coronar la cima del Urriellu; el primero lo hizo el 5 de agosto de 1935 y el segundo el 19 de octubre de 1942. Otros socios fundadores procedían del Grupo Scout (también conocido como Los Exploradores) al que, al parecer, perteneció Luis Fernández "El Cuco", montañero ovetense que el 2 de septiembre de 1928 se convirtió en la primera víctima del Urriellu. Varios más habían sido miembros de la Sección de Montaña del Ateneo Popular de Oviedo, que operaba bajo la denominación de Sociedad Alpinista Naranjo de Bulnes, otros de la Sociedad Peñaubiña y alguno más había pertenecido al grupo denominado Sociedad Doce Alpinistas. En resumen, de estas extintas organizaciones es de donde surgieron la mayoría de los miembros fundadores del Grupo de Montañeros Vetusta, constituido formalmente el 24 de marzo de 1943 a partir de una idea surgida el 15 de noviembre de 1942, durante el homenaje que los montañeros ovetenses rindieron a Horacio Rivero por haber conquistado el Urriellu (ver en "Publicaciones históricas" un artículo de LNE de 25-10-1942). Cuatro meses después de aquella histórica reunión, nuestro Grupo se convertía en una realidad. Además de los mencionados Horacio Rivero y Julián Martín Arroyo, de él formaban parte montañeros de trayectoria tan destacada como Francisco Alonso García, Ramón Martínez Fernández, Juan José Collado Solís y Francisco Ruiz-Tilve.

1943

Tras diferentes y suponemos que complicadas gestiones ante los estamentos oficiales, fundamentalmente la Federación Española de Montañismo (FEM), cuentan las crónicas que el miércoles 24 de marzo de 1943, a las siete y media de la tarde, en el Salón Babel de Oviedo, con asistencia de 39 montañeros, se celebró la primera Junta General del "Grupo Vetusta". El Secretario de la Mesa leyó los nombres de los socios que iban a formar la Junta Directiva, aprobada previamente por la FEM, y aquella quedó constituida de la siguiente forma: Presidente, D. Francisco Alonso García; Vicepresidente, D. Juan José Collado Solís; Secretario, D. Ramón Martínez Fernández; Vicesecretario, D. Jaime Peón Vega; Tesorero, D. Horacio Rivero Álvarez; Vocales, D. Juan Luis Cabal Valero, D. Antonio Fernández Tuñón y D. Francisco Ruiz Tilve.

Así se formalizó la existencia de nuestro Grupo, constituido inicialmente por 39 montañeros a los que muy pronto se añadirían muchos más, procedentes, en gran parte, de sociedades anteriores a la guerra. La mayoría llegaban con una importante experiencia montañera, como era el caso de dos personajes bien conocidos: Julián Martín y Horacio Rivero. Al primero, longevo socio del Vetusta (lo fue hasta su fallecimiento), le cabe el honor de haber sido en 1935 el primer ovetense que puso el pie en el Urriellu, participando en la colocación de una imagen de la Santina en la cima. En cuanto a Horacio Rivero, que también había conquistado la cumbre Urriellu en 1942 siendo entonces miembro del Orfeón Ovetense, su nombre y amor por los Picos de Europa aún perduran en la vieja inscripción del gran bloque que da nombre a la Vega la Piedra: "Horacio Rivero - Amó los Picos de Europa - +VI-XII-MCMXLVII".

Aquel primer año transcurrió en medio de la ilusión y el entusiasmo: se estrenó local social, se organizaron excursiones montañeras y turísticas, se elaboraron las bases para actividades como el Concurso de Altura de 15.000 metros, se hicieron viajes a la nieve, etc. La primera excursión colectiva del grupo recién formado tuvo lugar el 27 de junio y fue al Mirador del Fito; a ella asistieron 84 personas. Posteriormente, el 1 de agosto, el destino fue la Vega de Enol y el motivo la asistencia a la Fiesta de los Pastores. El día 4 de septiembre, 32 montañeros del Vetusta se dirigieron a Poncebos para continuar al día siguiente hasta la base del Naranjo de Bulnes, cumbre que dos de ellos lograron escalar. En la base del Urriellu coincidieron con tres montañeros de Cangas de Onís y de aquel encuentro surgió el establecimiento en esa localidad de una filial del Vetusta de la que dos años más tarde nacería el Grupo Peñasanta. Por la misma época se constituyó una segunda filial en Pola de Laviana. En el mes de Julio, por fin, se dispuso de un local social en el nº 2 de la calle Melquíades Álvarez. De cara al invierno el Grupo se adhirió a la Federación Española de Esquí, organizando en las pistas de Pajares, en los días 19 y 26 de diciembre, pruebas sociales de Fondo, Descenso, Habilidad y Relevos.

Se cierra el ejercicio con 334 socios, sin contar dos bajas, y una liquidación presupuestaria de 12.459,70 ptas. de ingresos y 12.125,95 ptas. de gastos. Se editaron siete circulares informativas y en la última, del mes noviembre, aparece una reseña agradeciendo a la Sociedad Peñaubiña, en la persona y directivo de D. Tomás Cerra, ahora socio de Vetusta, la donación de material de interés para desarrollar las actividades sociales. En esta misma circular también se da cuenta de la visita a nuestro local social de un ilustre Socio de Honor, Alfonso Martínez, Guía Oficial de los Picos de Europa, así como de las salidas efectuadas por los socios en el mes anterior. Esta lista, que incluye marchas y ascensiones por los Picos de Europa, el Macizo de Ubiña y otras zonas, revela que José Ramón Lueje, personaje central de la historia del montañismo asturiano, era por aquella época un activo miembro del Grupo Vetusta.

1944

Durante el año 1944 se publicaron las Bases para un concurso de montaña denominado "Cien Montes" y para el Concurso de Altura de 20.000 metros, permaneciendo como de segunda categoría el de 15.000 metros, ambos aprobados por la FEM. Asimismo, socios del Grupo participaron en diferentes pruebas de los Campeonatos Interregionales de Esquí, obteniendo varios trofeos. Con motivo del primer aniversario de la fundación del Grupo se organizaron diferentes actos. Entre ellos cabe destacar el Primer Concurso-Exposición de Fotografías, al que fueron enviadas unas 300 imágenes desde diversas localidades de Asturias y otras regiones españolas. El Jurado, compuesto por: D. Francisco Casariego (Arquitecto), D. Víctor Hevia (Escultor y Delegado de Bellas Artes); D. Tomás F. Bataller (Pintor) y D. Néstor Gómez (Fotógrafo), asistidos como Secretario D. Ramón Martínez, otorgó los premios que siguen. Paisaje: 1º a D. Alfonso Díaz Donate, de Oviedo y 2º a D. Horacio Rivero, de Oviedo; Deportes de Montaña y Cinegéticos: 1º a D. Luis R. Arana, de Oviedo y 2º a Agrupación Excursionista de Montaña de Cataluña; Arquitectura: 1º a D. José Espolita Rojo, de Avilés y 2º a D. Juan Vallaure, de Oviedo; y, finalmente, Premio de la Delegación en Asturias del Colegio de Arquitectos a D. Francisco Ruiz Tilve, de Oviedo. En lo referente a la actividad montañera, a pesar de que muchas de las excursiones programadas no pudieron llevarse a cabo a causa de la escasez de carburante y neumáticos para los autocares, se ascendió a Peña Ubiña, se participó en actos de la Fiesta del Pastores en Vega de Enol, se acudió a realizar actividad a Cangas del Narcea y se repitió la excursión al Mirador del Fito. Un evento destacado fue la Primera Fiesta Montañera, celebrada en el Naranco el 7 de mayo al producirse el primer aniversario del Grupo. A ella, además de los socios del Vetusta, asistieron representantes de los grupos Pico Polio de Mieres y Pico Agudo de Ablaña, así como otros aficionados de Gijón, Mieres, Pola de Lena, Ujo, Pola de Laviana, Cangas de Onís y Pajares del Puerto.

Durante la fiesta, el Secretario dio lectura al Acta suscrita por la Comisión de Control del Primer Concurso regulado de Alturas de 1943, resultando la siguiente clasificación: 1º.- D. José Ramón Lueje con 42.683 m. en 48 excursiones; 2º.- D. Horacio Rivero con 41.626 m. en 45 excursiones; 3º.- D. Jesús Quintanal con 25.526 m. en 20 excursiones; 4º.- D. Antonio Benedet con 17.697 m. en 18 excursiones; 5º.- D. Luis R. Arana con 17.004 m. en 16 excursiones; 6º.- D. Ramón Martínez con 16.272 m. en 18 excursiones; 7º.- D. Santiago Gómez con 16.059 m. en 29 excursiones y 8º.- D. Luis Pascual con 16.023 m en 22 excursiones. Asimismo se rindió merecido homenaje al socio D. Jesús Suárez -Valgrande- por haberse proclamado campeón de España en pruebas de Fondo en esquí. Se constataron las ascensiones al Urriellu de los socios Horacio Rivero, Luis Pascual, Agapito Casado, Valentín Álvarez y Ramón M. Covisa.

Otras actividades del Vetusta fueron la colaboración en la IV Subida ciclista al Naranco y en la III Prueba de Cros "Vuelta a Oviedo". Comienza a ser habitual que los socios del Grupo colaboren en las circulares publicando artículos sobre temas de montaña; en la del mes de diciembre aparece un escrito de Jose Ramón Lueje en el que relata una excursión suya a Peña Prieta y el Espigüete. Concluyó el año con un movimiento de socios de 147 altas y 78 bajas, cerrándose el ejercicio con 403 socios y una liquidación de 20.542,85 ptas. de ingresos y 20.487,75 ptas. de gastos.

1945

1945 fue un año especialmente castigado por la escasez de recursos, una escasez que, entre otras calamidades, provocó grandes dificultades para los desplazamientos en autobús. Estos problemas impidieron realizar bastantes de las actividades programadas, especialmente las referidas a los deportes de invierno. En el primer semestre se nombró nueva Junta Directiva, presidida en esta ocasión por D. Jesús Quintanal y Ruiz de Mendarrozqueta, quien iba a ocupar el cargo durante los siguientes diez años. La Junta se completó con D. Francisco Ruiz Tilve, como Vicepresidente, D. Horacio Rivero Álvarez como Secretario, D. Luis Rodríguez Arana como Vicesecretario, D. Amable Zuazua Artamendi como Tesorero, D. Eduardo Feleches Peláez como Bibliotecario, y D. Juan José Collado Solís, D. Juan Luis Cabal Valero, D. Antonio Fernández Tuñón y D. Carlos Montes Bicechiz, como Vocales.

En este año se produjo un hecho de relevancia para la historia del montañismo asturiano ya que el 16 de septiembre, tras la restauración a la que había sido sometido, se abrió de nuevo el Refugio de Vega Redonda. Por mandato de la FEM, nuestro Grupo fue el encargado de organizar los actos, a los que acudieron diversas personalidades y numerosos montañeros. Cabe destacar la presencia del Presidente de la FEM, D. Julián Delgado Úbeda, una representación de la Real Sociedad Española de Alpinismo Peñalara de Madrid, el Presidente de la Federación Vasca Sr. Sopeña, quien acudió acompañado por miembros del Club Deportivo de Bilbao, el Alcalde de Cangas de Onís, Sr. Capitel, representantes del Grupo Cultural Covadonga de Gijón, y montañeros procedentes de Laviana, Cangas de Onís, Mieres, Ujo, etc. El Canónigo de la Basílica de Covadonga, D. Martín Andreu, ofició una misa y bendijo el refugio. Simultáneamente a estos actos, celebrados en Vega Redonda, se colocó en la cumbre de la Torre de Santa María una imagen de la Santina. A continuación, y ya en la Vega de Enol, se nombró a D. José Remis Guía de la Montaña de Covadonga y se proclamó la constitución oficial de dos nuevos Grupos de Montaña: el "Peña Santa", de Cangas de Onís y el "Pico Agudo", de Mieres. Otra noticia importante, producida cuando finalizaba el año, fue que el socio Julián Martín había completado sus 100 montes. Concluyó el ejercicio con un movimiento de socios de 62 altas y 118 bajas, la mayoría debidas a la falta de excusiones, consecuencia de la carestía de la vida. Se cierra el ejercicio con 347 socios activos y una liquidación de 18.541,05 ptas. de ingresos y 18.212,65 ptas. de gastos.

Aparte de las colectivas, los socios siguen haciendo excursiones por su cuenta durante todo el año que, en ocasiones, relatan más tarde en las páginas de las circulares. Un escrito contando una excursión en Semana Santa a San Isidro, en la que parten a pie de la estación de Collanzo para ascender aquel mismo día al Pico Torres, es un claro testimonio de la dureza que en aquella época entrañaban las aproximaciones.

1946

Según cuentan las crónicas, el año 1945 se había despedido con una multitudinaria excursión a La Magdalena (o Monsacro) celebrada el 30 de diciembre. A los participantes, que disfrutaron de un día despejado y se maravillaron de las vistas que tenían a todos los vientos, les llamó especialmente la atención un detalle: la "túnica negra" que cubría la torre de la Catedral, probablemente relacionada con la reparación de los daños sufridos en la guerra civil. Las mismas crónicas también cuentan que se celebró un animadísimo baile de Nochevieja en el Salón La Granja, en el que no faltaron las tradicionales uvas y se repartieron diversos regalos aportados por socios y firmas comerciales simpatizantes.

A lo largo de 1946 continuó siendo difícil el transporte en autobús, ya que el precio del combustible había alcanzado 8,60 ptas/km, una cantidad elevadísima para la época. Por consiguiente, las condiciones de los viajes eran muy precarias. Se cuenta, por ejemplo, que una excursión a Valgrande (Pajares), planeada con la intención de esquiar y hacer montaña, salió de Oviedo en tren a las 7 de la mañana hacia Puente de los Fierros para tomar allí no un autobús, sino una camioneta abierta y sin asientos en la que los deportistas subieron el puerto aguantando como mejor pudieron las inclemencias meteorológicas. En estas condiciones se realizaron nada menos que siete excursiones, en las que en total participaron 171 personas.

Los días 23 y 24 de febrero se celebraron en las pistas de Pajares las pruebas de Fondo, Descenso y Habilidad. Destacó la participación del olímpico Jesús Suárez (Chus Valgrande) y de otros socios. Ya en marzo, se reunió la Comisión de Montaña para elaborar la clasificación de los Concursos de Altura denominados "20.000 metros" y "Cien Montes", cuyos premios se iban a entregar en el transcurso de la Fiesta de Aniversario que se celebraría en mayo. Asimismo se convocó el II Concurso de Fotografía y se publicaron las normas y premios del mismo. En abril la F.E.M. concedió la Medalla Plateada al Mérito Deportivo al Presidente del Grupo, D. Jesús Quintanal, y se celebró la obligada Junta General de Socios. En el acta de la misma destaca una felicitación a la Junta Directiva promovida por el socio Julián Martín, en la que se destaca la excelente organización de todas las actividades celebradas el año anterior con motivo de la reinauguración del Refugio de Vega Redonda. En mayo se entregaron los trofeos de los concursos mencionados más atrás. El premio "Cien Montes" correspondió a Julián Martín, que ya lo había conseguido el año anterior. La clasificación estaba seguida por Luis González Rémola, con 87; Luis Rguez. Arana, con 81; Horacio Rivero Álvarez, con 77; Amable Zuazua Artamendi, con 72; Francisco Ruiz-Tilve, con 50; Liborio Martín Rubio, con 51; Valentín Álvarez, con 34; y Ramón Martínez, con 27. En el Concurso de Altura "20.000 metros" la clasificación fue la siguiente: 1º Luis González Rémola con 73.973 m; 2º Amable Zuazua Artamendi con 62.870 m; 3º Julián Martín Arroyo con 58.090 m; 4º Luis Rodríguez Arana con 36780 m; 5º Liborio Martín Rubio con 36.660 m; 6º Horacio Rivero Álvarez con 29.670 m; 7º Valentín Álvarez con 24.757 m; 8º Francisco Ruiz-Tilve con 23.482 m; y 9º Víctor Lechosa Uría con 20.597 m.

Trascurren los meses de primavera y verano con numerosas actividades montañeras, colectivas y de pequeños grupos. En julio aparece la 2ª Revista Extraordinaria (circular nº 30), en la que se recogen artículos de socios y simpatizantes y noticias variadas tales como el fallo del Jurado del II Concurso-Exposición de Fotografía en sus secciones de Artística de Montaña, General Artística, Documental de Montaña, y Otros Premios Especiales.

El 17 de septiembre se produce la escalada al Urriellu de Julián Martín y de Miguel "Ysa", a quienes acompañaron los hermanos Martínez como guías. Conviene recordar que ésta era la segunda ascensión de Julián Martín, ya que el 5 de agosto de 1935, siendo miembro de la Sección de Montaña del Orfeón Ovetense, predecesor del "Vetusta", lo había culminado por primera vez. Asimismo, el 29 del mismo mes se celebró la II Marcha Regulada de Montaña "Vuelta a Oviedo", con un recorrido por parejas de unos 30 kilómetros. En octubre se convoca a los montañeros a participar en la ascensión a la Torre de Santa María de Enol que se iba a celebrar el 12 de ese mes en recuerdo de la reinauguración del Refugio de Vega Redonda el año anterior y coincidiendo con la entonces denominada Fiesta de la Raza.

Se completa el año con las nuevas excursiones colectivas, la preparación de la temporada de esquí y las celebraciones del fin de año. Éstas incluyeron una excursión a La Mostayal, a la que asistieron montañeros de Oviedo, Gijón, Mieres, Laviana y Lena, y la tradicional fiesta en el Salón de La Granja.

En lo tocante a Tesorería, se cierra el ejercicio con unos ingresos totales de 14.980,10 pesetas, arrojando un superávit de 274,55 pesetas. Tras producirse 83 altas y 101 bajas, finaliza el año con 329 socios activos.